Rinoplastia Ultrasónica

Armoniza y embellece tu rostro

Mejorar la respiración

Armonizar el rostro

Mejora el perfil y la punta

Resultados con un menor edema y morado

La rinoplastia Ultrasónica es el procedimento estrella de Clínica Rinos, el objetivo de esta técnica es corregir los defectos que presenta la nariz, estéticos y/o funcionales. La naturalidad es el objetivo que queremos conseguir con la intervención, una nariz con estigma de intervención quirúrgica no es armónica ni natural.

 

La Rinoplastia Ultrasónica nos permite limar y movilizar los huesos nasales, respetando los tejidos blandos y sin que apenas se produzca sangrado. Esta técnica de rinoplastia ultrasónica usa una nueva herramienta de ultrasonidos para remodelar el hueso con mayor precisión y así reducir los moratones, edemas, e hinchazón, con nuestra experiencia hemos comprobado que la recuperación es más rápida y la vuelta a las actividades en menos tiempo.

Nuestros especialistas

Nuestros cirujanos especialistas en rinoplastia, el Dr. Sergio Ángeles y el Dr. Cristóbal Langdon, le ayudarán a definir los objetivos de su cirugía, analizando su rostro y planeando objetivamente la corrección de los defectos de su nariz.

 

La operación de nariz es uno de los procedimientos más realizados en cirugía estética por los cambios tan importantes que produce en el paciente.

 

La rinoplastia se recomienda a personas que ya hayan superado la mayoría de edad, pero hay excepciones que se tienen que estudiar individualmente, ya que la estructura de la nariz y la cara no variará mucho tras la adolescencia.

La cirugía está especialmente indicada para personas que desean:

 

    • Mejorar la función respiratoria.
    • Remodelar la forma de la nariz.
    • Reducir o aumentar su tamaño.
    • Corregir defectos o lesiones congénitas.

 

En Clínica Rinos nos ocupamos de acompañarlo a lo largo de todo el proceso, se sentirá asesorado y seguro desde la primera visita.

 

En la cirugía de nariz comenzará planeando junto con el cirujano cómo será su rostro al final de la operación. Se realizará la cirugía que mejor se ajuste a su caso: abierta o cerrada. Le seguiremos en el postoperatorio y le asesoraremos en todos aquellos aspectos que le preocupen.

Simulación digital del resultado

Para planear los cambios en su nariz, la simulación digital es una potente herramienta de comunicación médico-paciente, nos permite acordar claramente los objetivos del retoque estético, afrontando el cambio con total tranquilidad y seguridad.

    • Tomar las fotos en nuestro plató fotográfico.
    • Con la imagen ya en el ordenador, el cirujano realiza los cambios.
    • En sus modificaciones tiene en cuenta: altura, anchura, largada, dorso, tabique, punta y alas.
    • Valoración personal: las características de la piel, las facciones y la entrevista personal son imprescindibles para determinar y consensuar con el paciente la simulación del resultado.

 

Paciente operada de Rinoplastia con técnica abierta.

 

En la imagen podemos ver la simulación que se le realizó a la paciente y el resultado final una vez realizada la intervención.

 

En este caso, las correcciones realizadas han sido: dorso, altura, punta y proyección.

Nuestro objetivo era una nariz natural y armónica.

Antes y después de una Rinoplastia

En este esquema podemos ver las correcciones que se realizan en el esqueleto osteocartilaginoso para la corrección del dorso y la modificación de la punta.

 

Nazaret habla de su experiencia tras someterse a una Rinoplastia ultrasónica.

 

Técnica

La rinoplastia abierta es una intervención más compleja. Se realiza una incisión en la columela mediante la cual el cirujano deja al descubierto los cartílagos de la punta y toda la estructura de la nariz. Eso permite obtener un resultado más acertado, ya que se puede ver el trabajo que se está realizando.

 

En general, es la opción más adecuada para los casos en los que debemos trabajar la punta. En este proceso el cirujano modifica el esqueleto de la nariz para conseguir los cambios previstos y la piel se acomoda a la nueva estructura de la nariz.

La rinoplastia cerrada, se realiza con incisiones en el interior de las fosas nasales.

 

Normalmente es útil cuando sólo debemos trabajar el dorso nasal, es decir, la corrección de la giba.

La duración de esta intervención es de aproximadamente dos horas, aunque puede alargarse en casos de mayor complejidad o acortarse en correcciones de sólo punta o proyección.

 

La anestesia puede ser general, local con sedación o sólo local si es una corrección sencilla. En Clínica Rinos realizamos habitualmente la rinoplastia con anestesia local con sedación. En el equipo médico no sólo es importante la figura del cirujano, sino también del anestesista.

 

Nuestro anestesista, el Dr. Josep María Bausili, tiene más de 20 años de experiencia en este tipo de anestesia y trabajando con el mismo equipo quirúrgico de Clínica Rinos.

 

La anestesia local con sedación, permite que el paciente pueda irse a su casa después de la intervención con los cuidados que nuestro equipo médico le indicará.

Rinoplastia Ultrasónica

El principio básico de un cirujano es el respeto por el tejido y la anatomía. La Rinoplastia Ultrasónica nos permite limar y movilizar los huesos nasales, respetando los tejidos blandos y sin que apenas se produzca sangrado.

 

Esta técnica de rinoplastia ultrasónica usa una nueva herramienta de ultrasonidos para remodelar el hueso con mayor precisión y así reducir los moratones, edemas, e hinchazón por ende la Recuperación es más rápida y la vuelta a las actividades en menos tiempo.

    • Resultados más precisos y naturales: el bisturí piezoeléctrico ofrece una precisión muy grande al cirujano.
    • Menos moratones, sangrado, edemas e hinchazón.
    • Remodelamos los huesos nasales sin romperlos y de forma menos traumática
    • Rinoplastias con menos irregularidades y asimetrías. Se corrigen defectos como narices muy anchas, duras o voluptuosa, sin que aparezcan fracturas incontroladas, incluso en huesos finos, frágiles o inestables.

 

Este es el principio de nuestra técnica quirúrgica Rinoplastia de Preservación, la cual acelera la curación y mejora la función.

Postoperatorio

El postoperatorio es una de las cuestiones que más preocupa a nuestros pacientes, no sólo por el proceso de la inflamación sino también por el dolor.

 

Se mantiene la nariz tapada durante dos días, es importante quedarse en casa tranquilamente sin realizar ningún esfuerzo físico.

Los primeros dos o tres días tendrá un grado de inflamación más o menos ostensible, su cirujano le indicará tomar un antibiótico y un antiinflamatorio para moderar la inflamación. También es muy útil la aplicación de frío en la zona de los pómulos. Suelen aparecer hematomas alrededor de los ojos que tardarán de cinco a siete días en desaparecer en función de la intensidad del color.

 

La inflamación más o menos evidente desaparece en unas dos semanas. Durante una semana debe llevar una discreta férula en el dorso nasal. Es un protector que ayuda a mantener inmóvil la estructura de la nariz y protege de un posible golpe.

 

Es importante realizar las sesiones pertinentes de drenaje linfático para ayudar a mejorar el proceso de desinflamación, deben ser siempre realizados por un experto en esta técnica, nuestros pacientes ya tienen programación de drenajes a partir del tercer día.

 

Puede reincorporarse a su vida laboral en un plazo de cuatro a siete días, siempre siguiendo las indicaciones de su cirujano y en función del tipo de trabajo que realice.

No exponerse al sol. Recomendamos usar una crema solar con pantalla total. No realizar actividades físicas extenuantes y evitar frotarse o golpearse la nariz.

FAQS sobre rinoplastia

Me da miedo no reconocerme y verme extraña.

Éste es un temor habitual en algunos pacientes a la hora de tomar la decisión. Los cambios en la nariz son milimétricos, su rostro será armónico y seguirá siendo ud mismo sólo que con un punto más de belleza.

¿Puedo tomar el sol?

Durante el primer mes se recomienda no exponerse al sol ya que la piel está inflamada y sensible.

¿Puedo hacer deporte?

Durante el primer mes se recomienda no hacer deporte que requiera un gran esfuerzo, ya que todavía hay una ligera inflamación. También se recomienda evitar inmersiones, no bucear ni en la piscina ni con equipos de buceo.

¿Cuánto tardaré en tener el aspecto deseado?

En cuanto salga de la cirugía notará la diferencia, pero a causa de la hinchazón derivada de la cirugía tardará en apreciar los resultados un tiempo. Tras la primera semana habrán desaparecido los hematomas y al cabo de un par de semanas la inflamación será casi imperceptible. El resultado completo tardará unos seis meses, es una evolución progresiva y lenta.

Tengo 16 años, ¿puedo operarme la nariz?

En principio desde los 15 años es posible realizar la cirugía, pero las características de cada paciente y el desarrollo de sus facciones marcan la posibilidad de realizar la intervención con éxito o si es necesario esperar un tiempo. Le recomendamos que concierte una visita gratuita donde estudiaremos su caso concreto.

Pide una visita gratuita.
Contacta con nosotros y te atenderemos sin compromiso.






    Tratamientos relacionados que te pueden interesar: