Botox

Adiós a las arrugas

“Plancha” patas de gallo, frente, entrecejo

Prevenir / retrasar aparición arrugas

Aportar descanso y luz en la mirada

Resultados de 3 a 6 días

El paso del tiempo nos provoca las arrugas llamadas dinámicas, son aquellas que aparecen fruto de nuestra propia gestualidad (entrecejo, «patas de gallo» y la frente).

 

Estas arrugas no las podemos rellenar ya que no es la solución adecuada, debemos evitar el gesto que las provoca y así evitamos su inexorable evolución con el paso de los años.

Antes y después de botox

Indicaciones

Este efecto lo conseguimos con la Toxina Botulínica Tipo A (botox). El botox está indicado para las arrugas de expresión del tercio superior de la cara como la frente, entrecejo y las «patas de gallo».

 

Este producto es una proteína purificada que se inyecta en minúsculas cantidades para relajar los músculos del rostro que provocan estas arrugas, prevenir la aparición de nuevas arrugas y relajar las que ya existen.

 

En otras partes de la cara debemos utilizar otro tipo de sustancias de relleno. Debe siempre tener en cuenta que este producto debe ser sólo utilizado por médicos estéticos, formados para la utilización del Botox, y por centros médicos autorizados.

La técnica de aplicación del Botox ha evolucionado , ya no deseamos una cara planchada,inexpresiva, los rostros congelados no nos gustan.

 

El objetivo del tratamiento es conseguir rejuvenecer buscando un aspecto sereno, una cara relajada.

 

 

Nuestro médico especialista le pedirá que realice ciertas expresiones con el fin de estudiar su rostro y la gestualidad de sus músculos faciales, los gestos positivos como la sonrisa no deben tratarse con Botox, en cambio los negativos , como fruncir el ceño son los que debemos intentar eliminar.

 

 

Después del estudio de la cara, el médico realizará una marcación y empezará con la infiltración que se realiza con agujas extremadamente finas.
Suele ser un proceso poco molesto para el paciente y solo dura 20 minutos.

 

 

Después de unos cinco días notará sus efectos, y empezará a tener un aspecto más fresco y relajado. Si sus arrugas no tenían una gran profundidad, seguro habrán desaparecido por completo,si estaban marcadas incluso en reposo, habremos suavizado la profundidad.

La rapidez y comodidad de este tratamiento, así como los buenos resultados, han hecho de este, uno de los preferidos de los hombres, siempre se ha pensado que la belleza es solo patrimonio de las mujeres y es un gran error, los hombres están interesados en tener un aspecto fresco y natural, las relaciones laborales y personales nos exigen, a todos, tener una buena presencia.

 

El proceso de la aplicación tan rápido, 15 minutos, la eficacia, en tres o cuatro días tenemos el efecto máximo, las molestias mínimas, ya que no existe periodo de recuperación, hace que sea este el tratamiento preferido de los hombres.

 

 

A diferencia de las mujeres, la fuerza de los músculos del hombre es mayor y por ello la técnica de inyección debe ser realizada por un médico experimentado.

 

En algunos casos se complementa este tratamiento con la mejora de las ojeras y algún peeling específico para el tipo de piel del paciente.

FAQS sobre tratamiento Adiós Arrugas

¿Cómo actúa el Botox?

Las arrugas faciales que se marcan más ante ciertos gestos de nuestra cara, como puede ser fruncir la frente o el entrecejo, son producidas por el movimiento de los músculos. La toxina botulínica al ser inyectada, relaja los músculos y las arrugas se atenúan, después de un tiempo variable de entre 4 y 10 días hasta casi desaparecer.

¿El resultado es inmediato?

No. El resultado va apareciendo paulatinamente, lo que resulta una ventaja para el paciente, ya que nadie advertirá que se ha efectuado un tratamiento estético en la cara. Poco a poco, el aspecto irá mejorando y, un buen día, los que ven habitualmente al paciente, le dirán que se le ve mejor sin saber por qué.

¿Qué arrugas pueden ser tratadas con la toxina botulínica?

Principalmente se tratan las arrugas de expresión como las del entrecejo, las «patas de gallo» y la frente.

¿Cuánto dura el efecto del tratamiento?

El efecto completo se logra entre los 4 y los 8 días. Este efecto puede durar, la primera vez, sobre los 4 meses. A partir de entonces el paciente puede someterse a un segundo tratamiento que, seguramente, será más duradero que el primero pudiendo llegar a los 6 meses. De todos modos depende de cada persona.

¿El tratamiento es reversible?

Sí. La relajación muscular que efectúa el producto dura cierto tiempo. Al cabo de los meses, el músculo tratado vuelve a retomar su movilidad y, por lo tanto, las arrugas generadas por su movimiento volverán a aparecer.

¿Durante cuánto tiempo puedo tratarme con la toxina botulínica?

El tratamiento puede ser repetido cada 4,5 ó 6 meses, según la necesidad de cada persona, sin problemas. Hay estudios en la literatura médica que avalan plenamente esta afirmación.

¿Qué me impide tratarme con la toxina botulínica?

Un embarazo, por no existir aún estudios científicos al respecto. Algunas enfermedades de tipo neuromusculares también lo impiden. El médico determinará si existe contraindicación para el tratamiento.

¿Qué profesional está en condiciones de aplicarme el tratamiento?

Debe ser un médico debidamente entrenado en esta técnica. Generalmente un profesional dedicado a la medicina estética: un especialista en medicina estética, un dermatólogo o un cirujano plástico.

¿En qué ámbito se realiza el tratamiento?

En la consulta médica, siguiendo las normas de esterilización, higiene y desinfección adecuadas y utilizando material médico desechable. No se necesita un quirófano ya que no es una técnica quirúrgica, sino médica.

¿Tiene más preguntas? consulte sus dudas con nuestros expertos.

Pide una visita gratuita.
Contacta con nosotros y te atenderemos sin compromiso.





    He leído el Aviso Legal y la Política de Cookies

    Tratamientos relacionados que te pueden interesar: